8 de abril

Acabo de llegar a casa. Me siento donde siempre, misma pared, mismo tapete, misma silla. La nada ocurre.

                                     ¿Acaso existes? ¿Sigues   ¿Sigues ahí? 

¿Qué harías si te encuentras un cuerpo deteriorado? 

Con su mejor color. Color piel, color hueso, color carne, color sangre. Un cuerpo desgarrado. Líquido, sólido... material, materia, mate, ma… Creo que esto necesita un poco más de carne. No tengo hambre.

¿Cómo sería percibir un cuerpo desde sus órganos? O mirar aún más profundo. Viajar entre las honduras de la piel hasta llegar al centro de la tierra, hasta encontrar más que lo tangible.

Fibras sonoras.

Hay gente con manos tan durs duras que se vuelven sombras. Para mi ya no es suficiente solo verlos desde aquí y no desde allá. Sentirlos.  

El agua sana heridas pero también ahoga. Sentirlos debe ser como nadar con oxígeno. Pero... nadando nada ocurre. Me adentro en lo invisi invisible, en la ceguera de quienes no han vivido, en borrar la agonía de la marca y reconstruir con restos. Recomposición. 

 

Todo, todo se olvida.

CUERPO(s)

Ffibras

reconstruir

GOSH

 
 

¿si me escuchaste?

 
 
Catalina