¿Nos podre…
La espalda está cansada al igual que las nalgas, la necesidad de escurrirnos en la silla
con cara de desagrado.
…mos ir?

i-n-o-c-e-n-c-i-a

i-n-o-c-e-n-c-i-a

Sentir el alma estremecerse

i-n-o-c-e-n-c-i-a

No existo en la impaciencia de la ausencia. Aunque el vacío me hacía sentir que tenía el control . 

Mi   adicción   fuiste    tú. 

INOCENCIA

¿Soy yo alguien realmente inocente?

         Hablo con una niña bohemia, triste y profunda;     asustada porque busca quiere un amor que nunca va a recibir devuelta.

latir tan fuerte que, pareciera que lo voy a  vomitar. Y una sensación 

de       vértigo        que me hace arder en llamas, sentirme viva.

VÉRTIGO: de las pocas cosas que hacen que uno sepa que sigue vivo.

Mi pecado... fuiste tú.

Las cuerdas Los pliegues vocalesjuntándose, todavía ahogadas por la caricia del que supo una vez acariciar.

¿Sigues ahí?

En el espejo se me topaba con una desconocida.

¿Sigues ahí?

¿Sigues ahí?

¿Sigues ahí?

no quiero sentir eso respecto a nosotros.

¿Sigues ahí?

Es ofensivo que nos hagan esperar... El ambiente estaba  denso  tenso.

Yo no puedo hacer nada para

cambiarlo. Para mí alguien (tú) se plantó en mi cabeza para siempre. Me acechaba, me hablaba en las noches, se metía en mis sueños y hasta lograba complicidad con el      insomnio.

hice las pases con él, intentando hacerlas también conmigo.

¿Nos podre..

mos morir?

 

Escúchame con los

ojos cerrados

El limón se fermentó;

la sal se derramó.

Hay mucho bien en amar al que necesita de amor.

¿Solía sentirlo? (Solíamos sentirnos)

¿Aun lo siento? (¿Aún me sentirás?)

Pero no me quiero hacer más daño así. No me quiero destruir, ni sentirme mierda, ni oler a mierda. Pensaba que    si me dieron una piel no fue para mantenerla intacta... Pero me abruma el sentimiento.

Trato de hacer una tregua en esta infinita batalla. ¿De dónde aprendí que amar era sufrir? Aprendí que amar era sufrir.

¡SUFRIR!

C-r-e-o

q-u-e

s-o-y

a-d-i-c-t-a

a

d-o-l-e-r

p-o-r

a-l-g-u-i-e-n

m-á-s.

A doler por alguien más.

Parte de mí no concibe la vida sin ti. Pero debo mirarte y decir: “Adiós”.

¿Sigues Ahí?