Las cuatro estaciones

violin concertos Op.8

                                                                                   4 o 5 de Agosto

 

Un instrumento suave y a la vez fuerte.

 

 Éxtasis que no se olvida. Hoy está lloviendo y no he podido llorar. Recuerdo los días en que mis padres se iban de casa, éramos tan solo los vinilos de mi abuelo y yo.

 

El calor; oscuridad caliente que no contiene nada. Un tocadiscos, un pequeño sofá y la intimidad.

 

En verano me topé con Vivaldi y de ahí en adelante, en cada estación.

Un respiro ahogado me encierra aquí...en mi pecho.

 

A él le pasaba lo mismo.

 

Luces.

 

Ocurrirá algo.

 

¿Trascenderemos más allá del encuentro entre detalles? Un violín y cuerpos vaporosos. Un éxtasis en el olvido. Detalladamente recuerdo...y por fin respiro. Sublimación inversa: el paso directo del estado gaseoso al estado sólido…

 

Como cuando se materializan mis pensamientos: se vestirán de fiesta con su mejor color.

 
 

SDL